lunes, 27 de octubre de 2014

Los adivinos - Libba Bray







Título: Los Adivinos
Autor: Libba Bray
Editorial: RBA









Me complace presentaros a mi primer Gran olvidado del Archivo. Descargué el libro hace unos meses y me olvidé por completo de que lo tenía, hasta que en una hora muerta entre clase y clase lo descubrí. Ni siquiera me acordaba de su sinopsis, la verdad. Y quizá eso haya sido una ventaja a la hora de leerlo, porque me ha pillado por sorpresa y me ha gustado muchísimo. 


Sinopsis oficial
Evie O’Neill ha dejado su aburrido pueblo natal para vivir en la fascinante Nueva York, repleta de música, bares clandestinos, coristas y carteristas libertinos. El único inconveniente es que tiene que vivir con su tío Will, un hombre obsesionado con las fuerzas ocultas. La mayor preocupación de Evie es que alguien descubra su secreto: un extraño don que no le ha traído más que problemas. Sin embargo, cuando la policía encuentra a una chica asesinada marcada con un símbolo críptico y llaman a Will para ayudar, Evie se da cuenta de que su habilidad podría atrapar a un asesino. La ciudad que nunca duerme rodea el baile de Evie alrededor del asesino, aunque, de espaldas a todos ellos, algo oscuro y diabólico ha despertado.
Lo primero que tengo que decir de este libro es que la sinopsis no le hace justicia. La novela esconde mucho más de lo que puede parecer si solamente nos guiamos por ese pequeño texto, así que si os decidís a empezarlo os recomiendo que vayáis con la mente abierta. 
Sí es cierto que nuestra principal protagonista es la joven Evie, que después de protagonizar un pequeño escándalo se ve obligada a marcharse de su pueblecito de Ohio a la ciudad de Nueva York, quedando bajo la tutela de su erudito tío, Will. Evie es una chica con ganas de divertirse y pasarlo bien con sus amigos, pero no es oro todo lo que reluce, y es que no solo arrastra la tristeza por haber perdido a su hermano, sino que además tiene un curioso don. 
Pero Evie no será el único personaje importante del libro, ni mucho menos. Libba Bray nos va a deleitar con un buen surtido de personajes, todos ellos con sus luces y sus sombras, algunos rodeados de misterio (Zeta y Henry, por mencionar a los que más intrigada me han tenido). Todos tienen su papel dentro de la trama, aunque el lector al principio es totalmente ignorante de cómo van a participar. 

Uno de los puntos fuertes de la novela es sin duda la ambientación. La autora nos sumerge en la Nueva York de los alegres años 20, una ciudad en apariencia alegre y chispeante repleta de gente despreocupada que solo vive para pasarlo bien. Pero en realidad todo este brillo oculta oscuros y sucios secretos. Me ha encantado este juego de apariencias, sobre todo teniendo en cuenta el contexto histórico, previo a los años de la Gran Depresión. Además se nota que la autora ha hecho un muy buen trabajo de investigación, no solo en cuanto a la ambientación sino también en cuanto al comportamiento de los personajes.  
La escritora aprovecha la época en la que se basa la novela para tratar un gran número de temas controvertidos, desde la homosexualidad hasta la segregación por raza, pasando por la religión. Las reflexiones de los personajes me han gustado mucho y he disfrutando viendo estas situaciones a través de los ojos de unos y otros. Como digo, un buen trabajo de investigación. 

Pasemos ahora a la trama en sí. Dentro de la novela nos vamos a encontrar con un buen puñado de misterios. Libba nos va dando pequeñas pistas con cuentagotas, ni demasiado rápido ni demasiado lento, es decir, no tenemos la sensación de que la novela avanza muy deprisa ni el lector se aburre de no saber qué está pasando. Llega un momento en el que algunas piezas comienzan a encajar y podemos ir atando cabos por nuestra cuenta, algunas situaciones son ligeramente predecible pero otras te pillan por sorpresa. ¿Se resuelven todas las dudas? Para nada, esto solamente acaba de comenzar. 

Pese a que el libro me ha gustado mucho y lo he leído bastante deprisa, he encontrado detalles que no me han terminado de encajar. El primero, es el uso excesivo de muletillas tipo "hermana", "viejo amigo" o "niña". Entiendo que la autora lo hace porque en esa época las usarían con frecuencia, pero la verdad es que de cada tres palabras una es una coletilla, y se me ha llegado a hacer algo pesado. También he notado que en un par de ocasiones confunden el nombre de Mabel con el de Evie, pero bueno, en un libro tan extenso es normal encontrar pequeños fallos que pasan desapercibidos. Y ya por último, me habría gustado que los fragmentos dedicados a los personajes que no son Evie fuesen un poco más largos, por ejemplo un capítulo dedicado a cada uno, porque se me pasaban demasiado rápido sus partes. Esta frase os puede inducir a error, no es que no se profundice en los otros personajes, sino que cada vez que se nos habla de ellos aparecen en fragmentos cortos; tenemos muchos de estos apartados cortos, con lo que podemos conocerlos, sí, pero habría preferido juntar varios cortos y poder disfrutar de un mismo personaje un poco más. En fin, quizá esto sea de ser excesivamente tiquismiquis. 

Los adivinos ha sido una lectura de lo más adictiva, un gran misterio con logrados toques sobrenaturales ambientado en la chispeante Nueva York de los años 20, una época de cambios en la que sus personajes se debaten entre las anticuadas costumbres del siglo anterior y las ganas de modernizarse. Os animo a que os adentréis entre sus páginas para descubrir la buena historia que ha sabido crear Libba Bray. Espero que sepa mantener el ritmo en próximas entregas de la saga. 

Para que ambientar un poco la reseña, os dejo con una foto de una flapper. La verdad es que creo que ya sé de qué me quiero disfrazar en Carnaval este año...







domingo, 26 de octubre de 2014

Desvariando sobre... Sagas vs autoconclusivos

En mis andanzas por la blogosfera, he podido leer en varias ocasiones comentarios tipo este: "me llama mucho este libro, pero es que empezar otra saga... qué pereza". Me he puesto a pensar y a pensar en esto de las ventajas y desventajas que presentan las sagas frente a los libros únicos, y así ha nacido el Desvarío de lectora que os traigo hoy. 

En primer lugar, me pregunté cuál de las dos opciones prefiero yo. La respuesta me llegó a la mente sin un segundo de duda: sagas, y cuanto más largas, mejor. Me gusta reencontrarme con personajes conocidos, la sensación de familiaridad que tengo cuando vuelvo a leer uno de esos nombres que me han acompañado durante diferentes momentos de mi vida es algo que me resulta muy agradable. Me hace sentir protegida, segura y cómoda. Además, estoy firmemente convencida de que el autor tiene más tiempo para profundizar en la personalidad de sus protagonistas para así hacerlos más humanos y reales, dispone de más páginas para desarrollar una trama sólida y envolvente y puede permitirse el lujo de crear ambientaciones más detalladas. 


Sin embargo, pronto tuve que hacerme la siguiente cuestión: ¿es esto realmente cierto? So muchas, muchísimas las sagas en las que se nota un impresionante descenso en la calidad. Se vuelven repetitivas, abundan las situaciones sin ningún sentido o el escritor, simplemente, se harta de lo que ha creado y deja de poner ese esmero del principio (que le pregunten a Sir Arthur Conan Doyle, que incluso intentó matar a su personaje estrella... algo que los lectores no se tomaron nada bien). 
Además las sagas poseen un grandísimo inconveniente. Tener que esperar a que salga a la venta el siguiente volumen puede ser desesperante. Es algo que todos hemos vivido, esa necesidad de saber qué pasa a continuación y no poder satisfacer tu curiosidad porque el autor vive sin prisa. La verdad, no me extraña que algunos de vosotros hayáis renunciado a las sagas. 

Entonces, les llegó el turno a los libros autoconclusivos de convertirse en mis grandes favoritos. Esta clase de novelas condensan todo aquello que podemos encontrar en una larguísima saga dentro de un único y cómodo tomo: misterios, amoríos, bonitas reflexiones... Además en la mayoría de los casos tienen la gentileza de contar con un final perfectamente cerrado que te deja con una sensación de tranquilidad al saber que todo ha quedado atado y bien atado. Sin esperas ni angustias de ninguna clase. 

El problema aparece cuando algunos de los personajes, tramas o escenarios tienen un gran potencial. Ahí al lector puede surgirle una molesta sensación de que se podría haber aprovechado mucho más el contenido de la mente del escritor, quizá con un segundo libro hubiese bastado. Esto es algo que me he encontrado en varios libros autoconclusivos, tristeza por todo lo que nos estamos perdiendo, el buen material que tiene la novela y que no se aprovecha del todo. 

Después de mucho darle vueltas al asunto, no he sabido llegar a un punto claro. A mí personalmente no me importa esperar a que salga la última parte de esa saga que me ha tenido enganchada, saboreo esa impaciencia y aprovecho para formar mis propias teorías al respecto, pero me he llevado enormes decepciones con algunas que prometían mucho y quedaron en nada. Por otra parte, siempre es un alivio leer libros autoconclusivos, un soplo de aire fresco entre tantos nombres conocidos, por no mencionar que desde el principio sabemos que esa historia va a acabar, desaparece esa "presión" de toparnos con un final de infarto que nos deje con síndrome de abstinencia y siendo incapaces de leer otra cosa que no sea la continuación. 

Así que lo único que puedo decir con seguridad es que ambos tienen sus ventajas y sus inconvenientes y que seguiré leyendo lo que me pida el cuerpo en ese momento. 


¿Y vosotros? ¿Os declaráis fans incondicionales de las sagas o preferís la comodidad de un libro único?


¡Y ahora toca resolver el primer "¿Qué voy a leer ahora?"! La portada pertenece a Los adivinos, de Libba Bray, me tiene bastante enganchada y es muy apropiado para estas fechas: 


Muchos de vosotros habéis acertado con el título, pero las primeras en hacerlo (sí, en plural, los dos mensajes llegaron a las 17:41, creo que ni en un millón de años se me podría haber ocurrido tener dos ganadores xD) fueron Hache C. del blog Los libros de Hache y Happiness life del blog Happiness life. Por lo tanto, reciben el título de Más avispadas, ¡enhorabuena! Y una especial mención para Ángela J. Font del blog La biblioteca de cristal, porque me he reído muchísimo con su comentario xD. ¡Gracias a todos por participar! Pronto llegarán más QVALA...

viernes, 24 de octubre de 2014

¡Juego! ¿Qué voy a leer ahora? #1


¡Hola lectores! Aquí vengo con una nueva idea que se me ha ocurrido para hacer un poco más ameno el blog y para celebrar los 50 seguidores (¡¡¡muchas gracias!!!), en esta ocasión se trata de... tachán tachán... ¡un juego!
El juego se llama "¿Qué voy a leer ahora?" y consiste en que, cuando esté a punto de empezar un nuevo libro, os traeré un trocito de su portada para que adivinéis de qué novela se trata. 

EJEMPLO: 
Ahora voy a empezar...

¿Qué voy a leer ahora?

Y en un par de días anunciaré la respuesta, que en este caso es: 

Como podéis ver, el juego es bastante sencillo. Y ahora, vamos con vuestras recompensas. El que consiga adivinar de qué libro se trata, recibirá el título de Más avispado. Si este título queda desierto, no pasa nada, porque tenemos otras dos posibilidades. Si nombráis una novela que tenga una portada razonablemente parecida, os convertiréis en Casi, pero no, y si no se os ocurre ningún libro pero creéis que podéis dar con el género al que pertenece, seréis nombrados El que más morro le echa, porque esto es un poco tirar por lo fácil. Por supuesto si alguien consigue acertar el nombre del libro los otros dos títulos no se otorgarán (no me hagáis trabajar en exceso). 
Esta sección no tendrá un día fijo, la traeré cuando esté a punto de empezar un libro nuevo y la solución vendrá al final de la reseña del libro que acabe de terminar en ese momento (suena un poco enrevesado, pero es sencillito). 

¿Estáis listos para el primer "¿Qué voy a leer ahora?"? ¡Atentos!


¿Alguien se ve capaz de adivinarlo? La verdad es que esta primera vez he sido un poco mala y he rebuscado bastante en la portada para encontrar una parte que no fuese fácil e adivinar. He activado la moderación de comentarios para hacerlo un poco más interesante y anunciaré al ganador (si es que lo hay) el domingo. Espero que os animéis a jugar. ¡Mucha suerte!


miércoles, 22 de octubre de 2014

Nunca olvidan - Alexandra Bracken







Título: Nunca olvidan 
Autor: Alexandra Bracken 
Editorial: RBA Molino
Saga: Mentes poderosas
         1. Mentes poderosas (reseña aquí)
         2. Nunca olvidan
         3. In the afterlight (todavía no disponible en español)




Juro que tenía intención de empezar con la obra de Brandon Sanderson esta semana. Pero he estado enferma y la verdad es que no tenía muchas ganas de adentrarme en nada nuevo ni demasiado complicado, prefería reencontrarme con personajes conocidos. Así que decidí darle una oportunidad a la segunda parte de Mentes poderosas. No podría haber elegido mejor. 
Os aconsejo que os saltéis la sinopsis si no habéis leído el primero, pero podéis leer con tranquilidad mi reseña porque NO contiene spoilers del libro anterior.

Sinopsis oficial
Ruby nunca quiso las habilidades que casi le costaron la vida. Aunque ahora deba recurrir a ellas a diario, en peligrosas misiones contra el gobierno que la encerró en Thurmond. Otros la llaman líder, pero ella no se siente así, ella sabe que es un monstruo. Cuando le confían a Ruby un explosivo secreto deberá alejarse de la Liga infantil y embarcarse en una misión terrible. La información crucial acerca de la enfermedad que mató a la mayoría de niños de Estados Unidos se guarda en un único lugar. Y Liam Stewart, el chico que Ruby creía conocer, respetar, y amar… la protege, totalmente irreconocible. Así Ruby iniciará un viaje a través del país en un intento desesperado de encontrarle, dividida entre los viejos amigos y sus nuevas promesas. Pero ¿y si ganar la guerra significa perderse a sí misma?


No voy a dar muchos detalles de la trama para evitar estropearos las sorpresas que contiene la historia. Empezaré hablando un poco acerca de la protagonista, Ruby, y su increíble evolución en este libro. La autora le ha dado un giro radical a su personalidad, ya no es esa niñita asustada del primer libro: ahora es una chica dura que ha recibido entrenamiento de combate. Pero, sin embargo, no puede sacarse de encima lo que verdaderamente es, el daño que es capaz de hacer a otras personas. El cambio de Ruby ha sido la sorpresa más grata de la novela, Alexandra Bracken ha tenido una idea genial y la ha sabido llevar a cabo estupendamente, creando una protagonista llena de luces y sombras. Una delicia de leer. 
Nos encontraremos con personajes nuevos y con algunos viejos conocidos. De los nuevos me gustaría destacar al adorable y encantador Jude, un pequeño rayo de sol que se abre paso entre nubes de tormenta, y a la maravillosamente irritante Vida. Y en cuanto a los antiguos... dejaré que lo descubráis vosotros mismos, aunque me muero de ganas de seguir hablando de ellos. 

Si algo he de destacar de la forma de escribir de Alexandra Bracken es su capacidad de transmitir no tanto los entornos sino las situaciones. Me explicaré. Describe a la perfección el caos de una pelea o la emoción de un reencuentro, las sensaciones son tan vívidas que crees estarlo viviendo tú mismo. Sin embargo, muchas veces los escenarios en los que sucedían estos acontecimientos se me desdibujaban, no recordaba dónde estaba teniendo lugar la acción o me lo imaginaba de una forma demasiado sencilla, sin gran detalle. No es que me haya importado mucho, porque como digo con las situaciones tan realistas me ha valido, aunque habría sido un punto a su favor una ambientación más trabajada. 

La trama está repleta de giros y revelaciones, sobre todo de cara al final de la novela, cuando los acontecimientos toman un ritmo vertiginoso y la autora no nos concede un segundo de descanso. Llega un momento en el que no puedes saber con seguridad qué es real y que es un engaño, en qué personajes se puede confiar y cuáles mienten descaradamente. Me encanta que una novela pueda conseguir esto. 

Una especial mención al vocabulario que utilizan los distintos personajes. Usar un lenguaje distinto para hacer distinción de edad o nivel de educación es un recurso muy importante al que no todos los escritores prestan atención o no lo hacen de la forma adecuada. Alexandra sí lo consigue, recurriendo en varias ocasiones a lenguaje soez que no aparece en gran medida en novelas juveniles, algo que me hace poner los ojos en blanco. En serio, ¿qué jóvenes se insultan con palabras tipo "mamarracho" o usan expresiones como "rayos" hoy en día? Otro punto positivo que se lleva la autora. 

¿Una pega? La versión digital es bastante chapucera. Me he topado con frases que carecen de sentido, con algún que otro nombre cambiado y (esto me hizo bastante gracia) en una ocasión se llamaba a un lugar de una forma, Black Nosequé (estaba en inglés, eso seguro) y dos líneas más abajo dicho lugar recibía el nombre de Black Negro, valga la redundancia. Espero que hayan puesto más atención en el formato físico. 

Antes de acabar, unas palabras para la portada. Además de ser bastante bonita, una vez que he leído la novela he entendido lo que significa y... oh. No podrían haber escogido una mejor. 

Resumiendo, Nunca olvidan es una estupenda continuación para Mentes poderosas. Los personajes evolucionan, la autora nos regala muchas escenas de acción, algunas que nos dejarán el corazón encogido y otras que nos harán saltar de la silla de impaciencia por obtener todas las respuestas. Recomiendo totalmente esta saga si estáis buscando algo fresco y repleto de adrenalina. 


Os dejo un par de imágenes que he encontrado por Google que entenderán aquellos que hayan empezado con la trilogía y que me han parecido muy simpáticas a la par que sencillas: 




Y para acabar, un pequeño anuncio. ¡Ya somos 50! Muchísimas gracias a todos los que seguís el blog y os tomáis la molestia de compartir vuestra opinión en los comentarios, le dais la vida al blog. Para celebrarlo, este viernes toca sorpresa :D

domingo, 19 de octubre de 2014

Comentando: El nombre del viento


Lo he dicho una y mil veces, por activa y por pasiva, de todas las formas posibles, puedo decirlo más alto pero no más claro: mi libro favorito es y será El nombre del viento y Patrick Rothfuss se ha ganado el derecho a ser mi autor favorito de todos los tiempos. Y aprovechando que la novela protagonizada por Auri sale a la venta el próximo martes día 28 (¡ay! Ya casi puedo sentir que rozo su portada con la punta de los dedos) he decidido comentar la genial saga Crónica del asesino de reyes
Además de buen escritor, es más majo que las pesetas.

Poco se imaginaba Patrick el tremendo éxito que iban a tener sus libros cuando varias editoriales rechazaron un extenso manuscrito llamado La canción de la llama y el trueno (ya he despotricado bastante sobre los best-sellers, no me hagáis empezar de nuevo). Finalmente una editorial (la de los visionarios, imagino) aceptó publicarlo a condición de dividirlo en varios libros. Y así nacieron El nombre del viento, El temor de un hombre sabio y Las puertas de piedra

Para aquellos que no habéis empezado la trilogía, permitidme que os presente a su (genial, maravilloso, estupendo, margnífico, increíble y podría seguir así durante horas) protagonista: Kvothe, que se pronuncia cuouz. Toda una leyenda. Atención a lo que dice de sí mismo en la contraportada de El nombre del viento
"He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mí."
Adoro esta imagen

He leído tantas veces este párrafo que me lo sé de memoria, no miento. Pero a lo que vamos: Kvothe. El protagonista más carismático que os podáis imaginar, un joven de origen humilde con una ávida sed de conocimiento cuyo sueño de la infancia es aprender el nombre del viento (sí, de ahí el título). Pero esto no es lo que lo define, ni mucho menos. Podría decir que es músico; podría decir que es actor; podría decir que es un poco (o bastante) arrogante; podría decir que es arcanista; podría decir que es tabernero. Podría decir muchas cosas, y todas son ciertas. Es un personaje lleno de matices, maravillosamente construido. Podremos ver sus momentos brillantes y también los oscuros. 
Tendremos también personajes secundarios. Todos ellos aportan su granito de arena a la historia: Bast está rodeado de misterio, Elodin y su locura, la crueldad de Denna (crueldad que no maldad, cuidado), la inocencia de Sim... Si tuviese que elegir a uno de ellos como mi personaje favorito creo que me explotaría la cabeza. No puedo quedarme con uno, todos están increíblemente construidos. 

Patrick no limita su talento a sus personajes. Sus descripciones rozan la perfección. Las pequeñas pistas que va dejando a los lectores son deliciosas. Es capaz de hacer encajar magia con realidad de una forma envidiable (ejemplo: un aumento de los impuestos podría desencadenar una guerra). Su prosa es sencillamente preciosa, las palabras fluyen delicadamente como las notas de una partitura, sin disonancia alguna. A lo largo de sus páginas encontraremos montones de hermosas reflexiones. 

Sé que no soy la única enamorada de esta saga. ¿Y cómo lo sé? Fácil, buscad el nombre de alguno de los protagonistas en Google y os veréis golpeados de inmediato por una avalancha de dibujos, citas, teorías... Creo que con mi siguiente afirmación me la voy a jugar con muchos de vosotros, pero no me lo puedo callar, así que ahí va: comparo esta trilogía con la archiconocida saga Canción de hielo y fuego de George Martin. ¡Esperad, dejad que me explique! No en cuanto a trama, descripciones o personajes, sino debido a todas esas teorías que han surgido a raíz de los dos libros disponibles (y si a eso le sumas el relato corto protagonizado por Bast, The lightning tree, que yo amé palabra por palabra, apaga y vámonos; la estupenda gente del blog El tintero abierto se ha tomado la molestia de traducirlo, os dejo el link aquí: El árbol del relámpago). Creo que con las suposiciones y las teorías es con lo que más disfruto de esta saga, me encanta darle vueltas a las cosas y estoy deseando saber la verdad que Patrick nos tiene preparada. 

Concluyo mi declaración de amor eterno a Rothfuss y a su obra diciendo que para mí es de lectura obligada para todos aquellos que busquéis disfrutar una buena novela de fantasía. Es más, he llegado al punto de que si una persona me dice que ha leído El nombre del viento y que le ha gustado, automáticamente me cae bien.
 Y algo que me ronda la cabeza desde hace mucho; ¿os encaja esta canción con Kvothe? Porque yo estoy obsesionada con asociarla con él, sacadme de dudas por favor xD



¿Os he convencido para adentraros en el mundo de Kvothe? Y los que ya la habéis leído, ¿qué os parce? (No os cortéis poniendo vuestras teorías sobre la saga, estoy deseando leerlas).

viernes, 17 de octubre de 2014

La quinta ola - Rick Yancey






Título: La quinta ola
Autor: Rick Yancey 
Editorial: Molino










Aprovechando que el mes que viene sale a la venta la segunda parte, os traigo mi reseña de La quinta ola. A este libro se le dio muchísima publicidad hace cosa de un año, hasta el punto de que ya estaba planeada una adaptación al cine antes incluso de que saliera a la venta. En mi caso, la publicidad funcionó a las mil maravillas, porque me volví loca por conseguirlo. Lo cierto es que el autor tiene muy buen material pero hay un detalle, un único detalle, que hace que mi opinión final de la novela no sea tan alta como podría haber sido. 

Sinopsis oficial
En el amanecer de la quinta ola, Cassie está huyendo por un tramo desolado de autovía. Huye de esos seres que aunque parezcan humanos, deambulan por el campo matando a cualquiera. Dispersando a los últimos supervivientes en la tierra, aislando a los resistentes, intentando vencer, así, los últimos vestigios de la humanidad. Cassie sabe que mantenerse a solas es la única opción para seguir con vida. Hasta que se topa con el cautivador y misterioso Evan Walker. Un joven que parece capaz de ayudarle a encontrar a su hermano. Así que Cassie deberá tomar una elección definitiva: confiar o perder la esperanza, desafiar o rendirse, vivir o morir… abandonar o levantarse y luchar.

El principio de la novela me pareció impresionante. La protagonista era increíble: Cassie era una chica fuerte y decidida dispuesta a encontrar a su hermano aunque las probabilidades de que esté muerto sean muy altas. Mediante flashbacks iremos descubriendo cómo ha llegado a su situación actual en la que el planeta está prácticamente en ruinas. 
La sinopsis no lo indica, pero tendremos más de un narrador. Zombie también me ha gustado mucho, un personaje que no esperaba encontrar cuya evolución a lo largo de la novela me ha encantado, justo lo contrario que me ha sucedido con Cassie. ¿Y esto a que se debe? A la historia de amor que Rick Yancey mete con calzador. 

El libro está plagado de giros absolutamente impredecibles. Sus páginas transmiten una fuerte sensación de desconfianza y paranoia, no puedes estar seguro de qué es verdad y qué es mentira, en qué personajes se puede confiar y cuáles están mintiendo descaradamente. Simplemente genial, en este aspecto tengo que rendirme a los pies del autor, que demuestra tener una mente muy enrevesada capaz de dejar al lector totalmente aturdido. Además cambiar de narrador en los momentos de mayor tensión me parece un recurso muy acertado, te deja muerto de impaciencia y devoras la historia para volver al punto en el que estabas, pero por el camino te ataca con otro giro inesperado y empiezas otro ciclo idéntico. Genial.

La ambientación está muy cuidada, me ha gustado mucho su mundo post-apocalíptico (yo más bien meto esta novela dentro del género post-apocalíptico, aunque hay quien prefiere meterla dentro de las distopías para aprovechar el tirón de LJDH  o Divergente). Creo que las olas siguen un orden muy lógico para sumir a la humanidad en el caos. Ya lo he mencionado antes, pero lo vuelvo a repetir, las olas, que no son reveladas en forma de flashbacks, son del todo geniales. 

Y ahora toca criticar la parte que no me ha gustado nada y que habría borrado por completo de la novela o por lo menos modificado. Cuidado porque algunos podéis considerarla SPOILER, si no habéis leído la novela, quizá deberíais saltaros este párrafo. La historia de amor. No me la he podido creer, lo siento mucho. Básicamente me ha parecido esto: chica se queda en casa de tipo que tiene toda la pinta de estar perturbado y encima se enamora. No, ni hablar. Y los capítulos narrados por el chico me han encantado, ojo, me han parecido preciosos. Mi problema es la actitud de Cassie. ¿Qué pasa con esa chica luchadora del principio? Que desaparece, y eso es algo con lo que no puedo. Si el libro lo hubiese escrito yo (ojalá, no tengo el talento que demuestra Rick con esa trama tan bien desarrollada) habría dado a conocer los sentimientos del chico, pero no habría hecho que Cassie se enamorase. Que empezase a confiar en él sí, me parece bonito, ¿pero amor? Si lo acabas de conocer, mujer, ya tendrás trilogía para quererlo locamente. Por suerte Zombie se mantiene en su línea y Cassie hacia el final recupera parte de su arrojo inicial, así que no todo es malo. 

La quinta ola es una novela que gustará a todo aquel que esté buscando un libro de acción lleno de giros sorprendentes. Para mi gusto, la parte romántica sucede demasiado deprisa, lo cual hace que me haya quedado un cierto regusto amargo, porque podría haberse convertido en una de mis novelas favoritas. Eso sí, no dudaré en leer su continuación, porque el final es muy abierto y estoy convencida de que Rick Yancey sigue teniendo buen material con el que construirá una saga muy emocionante. 

Acabo con un boceto que he encontrado por Google de mi escena favorita del libro, una de las que más me hicieron pensar.




miércoles, 15 de octubre de 2014

Some quiet place - Kelsey Sutton

Lo prometido es deuda, y yo al igual que los Lannister siempre pago las mías: esta es la primera entrada de la sección Lecturas en inglés. Se me ocurrió hacerla para hacer un poco más interesante el blog, y por qué no decirlo, porque leer en inglés es algo que me da muchísima pereza pero que necesito hacer, porque saber idiomas es algo muy importante (en realidad porque estoy hasta las narices de que las editoriales dejen a mitad algunas de mis sagas favoritas). La idea es empezar con novelas sencillitas para ir subiendo de nivel poco a poco, pero no esperéis muchas entradas porque solamente leo en inglés el fin de semana, así que... 
Se me ha ocurrido puntuar las novelas en inglés de la siguiente manera: 
- Imprescindible. Deberíais leerlo aunque estuviese en chino. 
- Está bien, me gustaría releerlo en español. 
- Ni puñetera idea de lo que he leído. 
Y la primera elegida para inaugurar esta sección es... Some quiet places, de Kelsey Sutton.






Título: Some quiet place
Autor: Kelsey Sutton
Editorial: Flux









Sinopsis oficial

I can’t feel sadness, anger, or fear. I can’t feel anything. I've grown talented at pretending.
Elizabeth Caldwell doesn't feel emotions... she sees them in human form. Longing hovers around the shy, adoring boy at school. Courage materializes beside her dying friend. Fury and Resentment visit her abusive home. They've all given up on Elizabeth because she doesn't succumb to their touch. All, that is, except beautiful Fear, who sometimes torments her and other times plays her compassionate savior. He’s obsessed with finding the answer to one question: What happened to Elizabeth to make her this way?
They both sense that the key to Elizabeth’s condition is somehow connected to the paintings of her dreams, which show visions of death and grief that raise more questions than answers. But as a shadowy menace begins to stalk her, Elizabeth’s very survival depends on discovering the truth about herself. When it matters most, she may not be able to rely on Fear to save her.

Si me decidí a leer esta novela fue por un motivo bien sencillo: el argumento me pareció de lo más original. La protagonista, Elizabeth, es incapaz de sentir emociones, pero curiosamente puede verlas bajo una apariencia humana. Incluso puede hablar con ellas y llegar a trabar amistad con algunas, por ejemplo, con Fear (su nombre traducido pierde toda la gracia, para qué nos vamos a engañar). Pero Elizabeth no ha sido así toda su vida, antes era una niña normal, lo que hará que tanto ella como Fear comiencen a investigar cómo la situación ha acabado siendo tan peculiar. 

La protagonista me ha resultado de lo más curiosa. Al no poder sentir emociones, es una chica de lo más pragmático que se guía por sus instintos, los cuales la aconsejan bastante bien en situaciones de estrés. Por supuesto, en algunos momentos se me ha hecho un poco pesada, ya que lo analiza absolutamente todo, pero en general me ha gustado. 
Fear ha sido una pequeña decepción. Me lo esperaba más... aterrador, y aunque al principio del libro apuntaba maneras, pronto ha perdido ese aura tenebrosa. En cuanto a los secundarios, me habría gustado dar un guantazo a los padres de Elizabeth, he sido incapaz de creerme a esos dos personajes. 

Sin duda lo mejor que tiene el libro son las Emociones. La autora dota a cada una de un físico y una personalidad características, y he disfrutado mucho con ello. Como os decía al principio, es algo de lo más original. No solamente veremos Emociones, puesto que Elizabeth también es capaz de ver la forma "humana" de los Elementos, como por ejemplo a las estaciones. 

La trama plantea muchas incógnitas al lector conforme vamos avanzando en la historia. El gran misterio de las capacidades de la protagonista y cómo ha llegado a tenerlas me ha mantenido muy enganchada, aunque algunos fragmentos se me han hecho un poco pesados (ya os he comentado que le gusta darle muchas vueltas a todo). La autora aprovecha además para colar algunas reflexiones muy interesantes y en ocasiones bonitas. 

Antes de acabar, tengo que hacer una mención especial a la portada. Es preciosa. Reconozco que fue otro motivo de peso para escoger el libro (sí, soy una superficial, qué le vamos a hacer).

En definitiva, Some dark places es un libro que "está bien, me gustaría releerlo en español". Tiene un nivel de inglés muy asequible, con lo cual os lo recomiendo si, al igual que yo, estáis empezando a leer en este idioma. Posee elementos muy originales así como giros inesperados que lo convierten en una lectura de lo más entretenida. 

domingo, 12 de octubre de 2014

Desvariando sobre... El síndrome de acumular libros

Antes de empezar con el Desvarío de lectora de esta semana, os comunico que me he apuntado a una iniciativa llamada El texto lo pones tú, que ha surgido en el blog Mydreamsmya. No os doy más detalles para que os pique la curiosidad y vayáis a echar un vistazo: El texto lo pones tú. Y ahora sí, vamos con la reflexión semanal. 


Me quiere sonar que yo antes tenía un gato...
Porque leo sobre todo en formato digital, que si no esa sería una foto de mi casa. Pero últimamente me ha dado por revisar mi adorado ebook para descubrir que no tengo ni idea de cómo han llegado hasta él tres cuartas partes de los libros que contiene, libros de los que hoy por hoy no sé nada más que su título. Así que esto me ha dado una idea sobre el fenómeno que  he decidido bautizar como Síndrome del acumulamiento indiscriminado de títulos. 


Yo en pleno proceso de adquisición de libros

La foto de esta ardilla tan adorable representa muy bien el síndrome principal de este trastorno, que como ya habréis adivinado consiste en recopilar más y más libros que luego nunca encuentras el momento de leer. Estoy segura de que no soy la única afectada por él, pero también estoy convencida de que muchas veces es algo en lo que no pensamos. Así que aquí estoy yo para pensar en ello. Esta será una reflexión un poco más floja de lo habitual (estoy de puente, no me pidáis mucho), pero me viene muy bien para proponerme un auto-reto. ¿Cuál? Seguid leyendo para averiguarlo. 



Es muy fácil que este síndrome aparezca de un día para otro. Imaginad que vais a la librería y veis un par de libros con muy buena pinta. Os lleváis los dos a casa y os ponéis a leer uno de ellos. Cuando estáis a punto de acabarlo, aparece vuestra hermana con un regalo, una novela que ha visto al pasar por un centro comercial y que de inmediato le ha parecido perfecta para vosotros. Evidentemente, dais prioridad a este título frente al que habíais comprado vosotros. Entonces, entráis en un blog y leéis una reseña tan buena que tenéis que salir de inmediato a por ese libro. Y estando a punto de acabarlo, sacan a la venta la última parte de esa saga a la que lleváis enganchados cinco largos años. Conclusión: ese pobre libro que comprasteis al principio queda relegado a un rincón de vuestra estantería cogiendo polvo, completamente olvidado. 

En mi caso, la situación es aún peor. Como he dicho, la mayor parte de mis libros son en formato digital, lo que me permite hacerme con más novelas que si las comprase en papel. Así que muchas veces me hago con un montón de libros por impulso y luego se dan situaciones tipo "¿se puede saber cuándo me he descargado yo Una ardiente obsesión? ¡Si ni siquiera me suena el nombre!". Vergonzoso. Y ya el colmo de los colmos es cuando dejo que caiga en el olvido una saga que me apetece muchísimo empezar, pero luego olvido que dispongo de ella y me la vuelvo a descargar. Estos momentos absurdos me dan ganas de golpearme la cabeza contra las paredes.

Por eso, esta entrada tiene como finalidad anunciaros que, una vez al mes, voy a leer uno de estos libros olvidados, que recibirá el título de Gran olvidado del Archivo (sí, pequeño guiño hacia El nombre del viento, no en vano es mi libro favorito). Lo siento si estabais esperando un Desvarío de lectora en condiciones, pero he visto que por otros blogs hacen retos y a mí también me apetecía hacer el mío y ya de paso hacer algo interesante para celebrar los 40 seguidores (vale, estoy haciendo un poco de trampa, todavía sois 39, pero a me hacía ilusión pensar que había alcanzado otros número seguido de cero). Pero tranquilos, tengo reflexiones para rato, y alguna que otra sorpresa si siguen subiendo los seguidores. 

Y como siempre, os toca a vosotros opinar. ¿Compráis los libros de uno en uno o arrasáis con la librería? ¿Tenéis muchos títulos pendientes o conseguís llevar al día vuestras lecturas? 



viernes, 10 de octubre de 2014

El reino - Amanda Stevens





Título: El reino
Autor: Amanda Stevens
Editorial: Roca
Saga: La reina del cementerio
         1. La restauradora (reseña aquí)
         2. El reino
         3. El profeta
  *Se incluyen solamente los libros actualmente disponibles en español.



No tenía pensado subir esta reseña tan pronto, pero fue coger el libro y acabarlo en nada. Con El reino confirmo mi enamoramiento con esta saga y con la forma de escribir de Amanda Stevens, que va camino de convertirse en una de mis autoras favoritas. 
Esta reseña NO contiene spoilers del libro anterior. 

Sinopsis oficial 
Tras aceptar un trabajo en Asher Falls, Carolina del Sur, lo devastado que está este pueblo le llega al corazón a Amelia, así como el lamentable estado de los dos cementerios que allí se encuentran, uno de los cuales quedó hundido bajo las aguas. La pequeña ciudad, rodeada de lagos y montañas, tiene un aura de misterio innegable y la única manera de llegar a ella es a través de un ferry. Todo esto le viene de maravilla a Amelia quien, aunque no quiera admitirlo, está huyendo de Charleston y de lo que le sucedió con el detective del que está enamorada, Devlin, un hombre acechado por sus fantasmas. Necesita volver a centrarse en su trabajo y obedecer a pies juntillas las reglas que su padre le impuso en su día para protegerse de su don: ser capaz de percibir la presencia de los espíritus.
Sin embargo, nada más poner un pie en el pueblo, se da cuenta de que hay muchos que no la quieren allí, que no quieren que restaure el cementerio, y Amelia empieza a percibir un aura de mal a su alrededor. 

Tras ese tremendísimo final de La restauradora que me dejó con la boca abierta, estaba deseando continuar con la historia donde la dejé, pero la autora ha decidido dejarnos con la miel en los labios y cambiar totalmente de escenario. Puedo imaginármela escribiendo este libro mientras se ríe maquiavélicamente. Pero tranquilos, porque este es el primer punto positivo que le encuentro a la novela, ya que es una forma magnífica de ir disipando otras incógnitas que nos dejó el primer libro, en concreto todas aquellas relacionadas con la propia Amelia. 

Nuestra protagonista ha decidido muy acertadamente que tiene que alejarse tanto de Charleston como de Devlin, porque no puede salir nada bueno de esa relación. Pero no podría haber elegido peor su nuevo destino, porque Asher Falls es un pueblo lleno de secretos, secretos peligrosos que harán que su vida corra un grave peligro. 
Me ha encantado la evolución de Amelia en este libro. Va a buscar la verdad de forma incansable, aunque sabe que no le va a gustar lo que se encuentre, y se debatirá entre seguir las normas de su padre ciegamente o romperlas si eso es lo que le hace más feliz. Y definitivamente se ha ganado mi respeto al ver su actitud hacia un nuevo personaje de lo más tierno, Angus
En cuanto al resto de personajes, los habitantes de Asher Falls están muy bien construidos, cada uno con su personalidad, aunque solamente conoceremos en profundidad a unos pocos, no como en el libro anterior, que tuvimos la posibilidad de conocer a fondo a todos los secundarios. Es algo que he echado en falta en este libro, dar un poco más de papel a estos secundarios (que aún con todo están muy bien construidos, lo dicho), pero tampoco me ha importado demasiado porque cobran importancia los elementos sobrenaturales. 

De nuevo tengo que quitarme el sombrero ante la capacidad descriptiva de Amanda Stevens. Sublime. La ambientación está magníficamente creada, los escenarios son muy reales, incluso los sonidos y los olores. Pero no solamente es capaz de conseguir unos escenarios muy vívidos, sino que a lo largo de toda la novela no he podido evitar sentir una horrorosa sensación de paranoia, de que alguien me estaba siguiendo al igual que le ocurría a Amelia, e incluso llegar al punto de tener la necesidad de gritar en algunos puntos "¡¡¡No entres ahí!!!".
En esta segunda parte no vamos a encontrar esas escenas tan truculentas que en el primer libro me llegaron incluso a dar un poco de asco, ya que prima la sensación de angustia y paranoia. Amanda Stevens no nos deja un segundo de descanso, se sucede un momento inquietante tras otro. Y cuando todos los datos comienzan a encajar... es genial, os lo aseguro, ver cómo cada pieza cae en su lugar. 


Del libro anterior ya comenté que había creado unas criaturas que ponían los pelos de punta. Me reafirmo. En esta novela también vamos a tener una buena dosis de espectros de lo más espeluznante que estoy segura de que volveremos a ver en entregas posteriores. Lo estoy deseando, la verdad. 

Y de nuevo, una especial mención para el final de la novela. En la anterior, como he dicho, me quedé totalmente en shock. En este caso no ha sido tan exagerado, ya que las revelaciones se dan un poco antes del final, pero cuando creía que ya no quedaban más sorpresas, llega la última frase, que promete una estupenda tercera novela. 

En resumen, en El reino la estupenda prosa de la autora nos vuelve a sumergir en el inquietante mundo de la restauradora de cementerios Amelia Gray. Una estupenda continuación para una saga que cada vez me está gustando más y más. La recomiendo para cualquier tipo de lector, tiene un poco de todo: misterio, asesinatos, espectros, erotismo... Necesito la siguiente parte ya mismo. 

Os dejo una imagen que representa muy bien la cara de angustia que me hizo poner la pluma de Amanda Stevens (vale, sobre todo lo pongo porque es adorable): 





miércoles, 8 de octubre de 2014

El proyecto esposa - Graeme Simsion







Título: El Proyecto Esposa
Autor: Graeme Simsion
Editorial: Salamandra







Escogí este libro como lectura ligera por dos motivos. El primero, que prometía carcajadas, y me apetecía una novela cómica después de la resaca literaria que me dejó Naturaleza oscura. El segundo, que el protagonista es genetista, y me encanta el tópico del científico raro (antes de que nadie se escandalice o algo así, yo también soy científica, así que lo que me gusta es reírme de mi propio colectivo, algo que me parece muy sano). No he encontrado lo que esperaba (vamos, que no me he reído nada de nada), pero ha sido una lectura agradable. 


Sinopsis oficial
«Me llamo Don Tillman, tengo treinta y nueve años y soy profesor adjunto de Genética en la Universidad de Melbourne. Mi trabajo está bien remunerado, me alimento de forma equilibrada y regular, y mi condición física es óptima. En el reino animal, no tendría ninguna dificultad para aparearme, pero en el humano, nunca he logrado tener una segunda cita con la misma mujer. Los motivos de mi fracaso no termino de entenderlos, y como las estadísticas muestran que los hombres casados son, en promedio, más felices y viven más tiempo, he decidido poner en marcha un programa vital para mí, el Proyecto Esposa. A tal fin, he creado un algoritmo perfecto que me permitirá excluir las candidatas inadecuadas: las fumadoras, las impuntuales, las desorganizadas, las que dedican demasiado tiempo a su aspecto exterior... en suma, todas aquellas que no respondan a los estrictos criterios que se exponen en el cuestionario de dieciséis páginas que he elaborado. Este libro es el informe científico —aunque me han explicado que hay que denominarlo novela— acerca del resultado de mi proyecto. Quien lo lea descubrirá que la candidata menos apropiada se llama Rosie; y también encontrará la respuesta a una pregunta fundamental: ¿puede el amor cambiar la vida de una persona, incluso de un individuo como yo?»


¿Conocéis al doctor Sheldon Cooper, protagonista de la serie Big Bang? Pues Don Tillman, el protagonista de la novela, se le parece bastante. Para los que no estéis familiarizados con el genial Sheldon, os diré que Don es un tipo de lo más raro, al que le cuesta relacionarse con otras personas salvo con sus dos mejores (y únicos) amigos: Gene, profesor de psicología que tiene unas aspiraciones similares a las de Barney Stinson de Cómo conocí a vuestra madre (si sigo hablando de series debería cambiar el nombre del blog por El canal 941) y la esposa de éste, Claudia, psicóloga profesional. Para encontrar pareja, tarea que le resulta difícil, Don decide emprender el Proyecto Esposa, con el que encontrará a la candidata ideal. Pero en realidad se acaba topando con la menos adecuada de todas: una camarera llamada Rosie. 

Este libro guarda mucho parecido con una comedia romántica. Es completamente predecible, lo que lo convierte en perfecto como libro de desconexión, porque no obliga a pensar demasiado. La pega principal que le encontrado es precisamente esa, que es como una comedia romántica, y pocas veces he encontrado una película de este tipo que me haya hecho reír. Lo mismo me ha pasado con esta novela. Me habría gustado que cumpliese lo prometido. 

No ha sido una mala lectura, en gran medida ha cumplido mis expectativas, que eran bastante pobres, todo hay que decirlo. Pero hay un punto (además de la ausencia de risas) que me ha mosqueado bastante. A lo largo del libro, me he encontrado con reflexiones agudas, como por ejemplo acerca del plagio en los trabajos universitarios o lo que opina Rosie del cuestionario. Me habría gustado muchísimo ver más desarrolladas esas partes, y eso es precisamente lo que hace que a partir de ahora vaya a estar atenta al nombre de este escritor. Estoy convencida de que tiene buen material que saldrá a la luz en novelas posteriores. 

Lo cierto es que el libro no tiene gran cosa que reseñar. Personajes que beben de tópicos pero a los que se termina cogiendo un cierto cariño, una trama predecible con pocos giros (ninguno de ellos muy sorprendente) y un final cerrado del que disfrutarán todos aquellos que adoran las historias que acaban bien. 
Parece que el libro me ha dejado mal sabor de boca, pero en realidad no, ha sido lo que decía al principio, lectura ligera. Ni fú ni fá. Aunque seguramente me habría gustado más si me hubiese reído. 

Para concluir, os dejo un gif con una reflexión de mi adorado Sheldon, con el que sí que me río a carcajadas gracias a frases como esta: 




domingo, 5 de octubre de 2014

Comentando: Juego de tronos


Seguro que todos habéis oído hablar de la serie revelación de los últimos años, Juego de tronos. Si no sois vosotros los que estáis absolutamente enganchados, seguro que tenéis un amigo/primo/dentista que quiere y necesita un nuevo capítulo de la serie. Por la red pululan un buen montón de parodias y versiones de su épica canción introductoria (mi favorita con diferencia es esta protagonizada por cabras: Game of goats; lo siento, soy una persona muy básica). Pero, ¿cuántos de vosotros habéis leído los libros en los que se basa esta serie, la fantástica saga Canción de hielo y fuego?

Yo soy un bicho raro (imagino que con el vídeo de las cabras habréis llegado sin ayuda a esa conclusión): me he leído los libros, pero no he visto ni un capítulo de la serie. Eso sí, me conozco a todos los actores porque he hecho un poco de trampa y he visto los momentos clave. Así que en esta entrada voy a hablar un poco acerca de lo que hace que estos libros sean totalmente adictivos y hayan podido dar lugar a una adaptación igualmente buena. Sin spoilers, lo prometo.

Por el momento, la saga se compone de cinco libros, aunque están por llegar dos más (en teoría solamente dos, aunque quien sabe lo que pasa por la cabeza de George R.R. Martin). A primera vista, son lo que podríamos denominar "tochos"; tienen tal número de páginas que pueden asustar a muchos lectores potenciales. Grave error. Yo soy de las que prefieren los libros cuanto más largos, mejor, porque me da la sensación de que la trama va a estar mucho más elaborada, podremos conocer mejor a los personajes y la ambientación estará mucho más detallada. En el caso de esta saga, ya os confirmo que esto ocurre. Empecemos con la ambientación. 
La geografía de Poniente (Westeros)

Martin ha creado un mundo extenso, lleno de países que no solamente tienen costumbres muy diferentes entre sí sino que también poseen climas muy distintos. Esto es algo que me gusta especialmente, cuando el autor consigue describir una escena con tanto detalle que consigue que tiembles de frío o eches a sudar de calor. En Poniente podremos viajar desde las frías tierras del Norte, la conocida Invernalia, hasta el caluroso Dorne (recientemente se ha escogido Andalucía para rodar las escenas en Dorne; no podría estar más de acuerdo). 
El clima es solo un ejemplo. El poder descriptivo del autor es extensivo al resto de los distintos escenarios por los que nos conduce, desde ricas habitaciones de palacios hasta pueblos asolados por la pobreza y la enfermedad. Consigue que el lector sienta que está realmente allí, y eso es algo que al menos a mí me ha pasado pocas veces. 

Vamos ahora con la trama. Seguramente os suena la frase "en el juego de tronos, o ganas, o mueres". Bien, esto resume muy bien lo que nos vamos a encontrar en la novela, al menos durante los primeros libros. Seremos testigos de una feroz lucha por el Trono de hierro en la que las batallas y las traiciones están a la orden del día. Pero no solamente con esto nos va a deleitar George Martin, sino que encontramos distintos hilos argumentales, que se van ampliando conforme se suceden los libros. Por ejemplo, viajaremos al Muro  para descubrir que una amenaza inesperada se hace más fuerte poco a poco o acompañaremos a la reina desterrada en su camino para regresar al lugar que le pertenece por derecho. Las distintas subtramas se alejan más y más a cada libro, pero sin duda el autor tiene planeado un final apoteósico en el que cada pieza del puzzle encajará en su lugar, dejándonos a todos con la boca abierta, algo que ya ha conseguido a lo largo de la saga con sus numerosos giros completamente inesperados (¿alguien habría sido capaz de predecir la Boda Roja?). Además, el autor nos plantea muchísimas preguntas que quedan sin respuesta, lo cual ha hecho que nazcan un sinfín de teorías acerca de esta saga. Si os apetece comeros la cabeza un rato con esto, os recomiendo que visitéis http://lossietereinos.com/teorias/; ojo porque os podéis encontrar algún spoiler, pero el trabajo que han hecho en esa página es tremendo. 
La típica pregunta: ¿Lannister o Stark?

Y para acabar, los personajes. Tenemos muchos, muchísimos personajes, y lo más sorprendente de todo es que el autor ha sabido dar una personalidad única a cada uno de ellos. Esto es algo que no deja de impresionarme. ¿Cómo puede ser que todos ellos sean únicos y tengan un lugar especial dentro de una historia tan extensa? No tengo ni idea, solamente sé que es posible. Y lo mejor de todo es su evolución a lo largo de la saga, pasaréis de odiar profundamente a amar a algunos de ellos y viceversa, porque son personajes llenos de luces y sombras. Martin nos premitirá conocerlos a fondo, ya que cada capítulo está narrado desde el punto de vista de un personaje diferente. El gran favorito de la mayor parte de los seguidores es (el gran, genial e inigualable) Tyrion Lannister, pero no es mi único favorito. Personalmente, adoro a Petyr Baelish, Meñique, que ha protagonizado los que para mi gusto son algunos de los mejores giros de la saga; con decir que me emociono cuando encuentro un capítulo de Sansa porque seguro que sale él, lo digo todo. 

Y si con todo esto todavía no os he convencido, ¿por qué deberíais leer Juego de tronos? Porque Martin se atreve con todo y no tiene pelos en la lengua. Lo mismo le da escribir sobre el incesto que apuñalar por la espalda a uno de los personajes favoritos de todo el mundo. Y todo ello lo hace con una prosa absolutamente increíble, qué forma de escribir tiene este hombre, nunca me cansaré de repetirlo. Eso sumado a sus giros imprevisibles convierte a esta saga en una de mis grandes favoritas, aunque me vuelva vieja mientras espero a que se decida a sacar el último libro. ¡Y tiene dragones! ¿Se puede pedir algo más? (Yo sí, espero que le dé más juego a ese kraken que menciona de pasada, me tomaría como una ofensa personal que no hubiese al menos una escena protagonizada por esta criatura). 

En serio, si no habéis leído la saga, hacedlo. No os arrepentiréis. Además podréis hacer temblar a los fans de la serie con los spoilers. Os dejo una guía rápida para que vayáis conociendo a la familia, no sé quién lo habrá hecho, pero me encantaría conocerlo, me he reído a carcajadas con esta tontería: 



Y ahora os toca a vosotros. ¿Libros o serie? ¿Os he convencido para leer la saga? Y si ya la habéis leído, ¿qué os parece (por favor, señalad los posibles spoilers en vuestros comentarios). 




viernes, 3 de octubre de 2014

El rey demonio - Cinda Williams Chima







Título: El rey demonio 
Autor: Cinda Williams Chima
Editorial: Ediciones B







Tengo debilidad por los libros con mundos medievales, y dentro de estas novelas las que están protagonizadas por un ladrón o, mejor todavía, un estafador, suelen encantarme. El rey demonio es una de esas historias, un prometedor inicio de saga. 

Sinopsis oficial
Han Alister está haciendo todo lo posible para ganarse la vida con honradez. Un día, él y su amigo Dancer capturan a tres jóvenes magos que intentan prender fuego a la montaña sagrada. Tras la confrontación, Han se lleva un amuleto de Micah Bayar para asegurarse de que jamás es utilizado contra ellos. Pero pronto descubrirá que el amuleto perteneció al Rey Demonio, el mago que estuvo a punto de destruir el mundo. Y ahora sabe que los Bayar no se detendrán ante nada con tal de recuperarlo.
Mientras tanto, Raisa ana’Marianna, princesa heredera, tiene sus propias batallas que librar. Ha disfrutado de casi tres años de libertad y sus intereses están muy lejos del rígido mundo de la corte. Ella aspira a ser como Hanalea, la legendaria guerrera que salvó el mundo, pero su madre tiene otros planes.

El libro cuenta con dos protagonistas que no podrían tener menos en común. Por un lado, tenemos a Han Alister, líder de una banda de pillos que trata de reconducir su vida hacia el buen camino, tarea bastante complicada. Por otro, está la princesa Raisa, una chica que lo tiene todo, pero está a punto de caer de cabeza en una conspiración que amenazará su tranquilo mundo. 
El personaje de Han me ha parecido muy bien construido, un chico sensato y decidido a alejarse de actividades delictivas para que nada mal pueda llegar a pasarle a su hermana pequeña, Mary, a la que adora. Pero no será un delito lo que ponga en peligro su vida y la de cuantos le rodean, sino un encontronazo con el arrogante joven mago Micah Bayar. Cuando Han se lleve el amuleto de Micah, algo prohibido, descubrirá secretos que le habían ocultado durante toda su vida, secretos muy peligrosos que lo cambiarán para siempre. 
Raisa es todo lo contrario. Una cría caprichosa que desconoce cómo es el mundo en realidad. Pero que se me haya hecho absolutamente insoportable no quiere decir que me haya parecido un mal personaje, lo contrario, también creo que está muy bien hecha. Al fin y al cabo, es una joven que ha visto cumplidos sus deseos durante toda su vida, es lógico que crea que tiene palabra de reina (nunca mejor dicho) y que no sepa cómo reaccionar cuando su entorno perfecto resulte estar plagado de mentiras. 
Tenemos algunos secundarios que me gustaría haber visto más desarrollados. Por mencionar a uno que me haya intrigado, el mago Micah Bayar, cuyas intenciones no termino de tener claras. 

Cinda Williams ha creado un universo interesante. Es difícil aportar cosas nuevas en un género tan trillado como la fantasía épica, pero ella consigue darle su toque personal. Por poner un ejemplo, en el reino en el que viven tanto Han como Raisa solamente pueden reinar las mujeres, siendo su esposo un mero consorte (¿queréis saber por qué? Entonces tendréis que leer la novela). Además de este, podemos encontrar otros seis reinos, de hecho la saga se llama Los siete reinos, aunque en este libro no veremos gran cosa de ellos. 

En la novela podréis encontrar alguna que otra revelación que se puede intuir, pero la autora también sabe dejarnos con la boca abierta en algunos momentos e incluso llegará a conmovernos en alguna escena de lo más triste. Tenemos amor, pero no quiero añadir nada sobre este tema para no hacer spoil, pero no penséis que vais a encontrar la típica historia chico-conoce-chica-amor-absoluto-y-para-siempre. 

Para mi gusto, lo más interesante ha sido poder ver a un personaje desde la perspectiva de otro, porque estamos acostumbrados a conocer al protagonista con sus pensamientos y acciones, pero verlo desde un enfoque completamente diferente me ha parecido muy enriquecedor. 

El rey demonio es un buen inicio de una saga que promete ser muy interesante, con protagonistas bien construidos y la promesa de ver escenarios nuevos que seguro darán mucho juego en libros posteriores. Un libro de lo más entretenido, muy recomendable. 
Para acabar, os dejo la portada original, con recomendación de la popular escritora Robin Hobb incluida: 
Antes de irme, un pequeño anuncio. Para celebrar esos 30 geniales seguidores que tiene La página 941 (gracias, MUCHÍSIMAS GRACIAS a todos por seguirme y comentar, estaba convencida de que me iba a quedar hablando sola) se me ha ocurrido darle un poco más de vidilla al blog con una nueva sección: Lecturas en inglés. Dentro de poco tendréis noticias, y a ver qué más se me ocurre si veo que siguen subiendo los seguidores...